Noticias

Victoria de los absolutos con un equipo plagado de bajas

15 Abr , 2019  

Este fin de semana los absolutos y escolares han vuelto a saltar al agua para jugar sus respectivos partidos. Los absolutos han recibido al Leioa WLB y los escolares han jugado contra el Bidassoa XXI.

Los escolares después del partido

Los más pequeños han sido quienes han dado el pistoletazo de salida de la jornada del Club. Recibían al conjunto irunés en la piscina Paco Yoldi. Los chicos de Sergi han logrado imponerse 6 – 1 al Bidassoa XXI, en un partido donde los donostiarras han jugado bastante bien. Peleando en ataque, creando ocasiones e intensos en defensa, los locales han sabido gestionar bien el partido para el disfrute de la afición. El buen juego de los donostiarras, además de haberse trasladado al marcador, ha sido reconocido por la grada al final del partido. Un partido que no sólo deja un buen sabor de boca, sino que ha servido para que ambas escuadras den otro paso más en el aprendizaje del waterpolo.

 

 

Los escolares junto a lxs jugadorxs del Bidassoa XXI

A última hora de la tarde el equipo senior recibía en la pisicna Paco Yoldi al Leioa WLB. Era el primer partido de Play-off por los 5º – 8º puestos. Los locales recibían al conjunto vizcaíno con un total de seis bajas, tres de ellos titulares. Gorka Sánchez se presentó con todo su equipo, a excepción de Xabier Vázquez, lesionado, y Alberto Castro. El partido no pintaba demasiado bien para los locales, puesto que con las ausencias que tenían el encuentro se antojaba difícil. Sergi tuvo que echar mano de juveniles para confeccionar una plantilla que no llegó a los trece jugadores. Era la segunda vez en dos semanas que ambos equipos se enfrentaban. El fin de semana anterior, los leioaztarras se impusieron en Sakoneta por la mínima. Pero, en esta ocasión, y con hasta seis jugadores importantes fuera de la convocatoria, los de Sergi supieron dar un paso hacia adelante para dar la sorpresa en Anoeta.

Este primer partido de play-off comenzaba con un siete titular diferente a jornadas anteriores. Una banda derecha reestructurada y la defensa boya cubierta por Julen Pazos fueron los cambios más significativos de Sergi. Asier De Santos, que se ponía por primera vez en el papel de capitán, dirigió y animó a sus compañeros en todo momento. El primer cuarto, para la sorpresa de algunos, acabó con un favorable 3 – 1 para los donostiarras. Los hombres de Sergi, a diferencia del partido pasado en Sakoneta, entraron al partido concentrados, intensos y con ganas de demostrar que no dependen de ningún jugador para sacar los partidos adelante. Con una defensa intensa, solidaria y eficaz, los locales cerraron la defensa desde el primer momento, dificultando al conjunto visitante sus ataques. Las jugadas ofensivas de los de Sergi, con el paso de los minutos, iban cogiendo forma. Los locales movían el balón con claridad, sabiendo cómo y cuándo acabarían las jugadas. Los disparos de fuera de cinco metros y el trabajo incansable de Ander Iñarra en la bolla facilitaron el primer tramo del partido, ya que los donostiarras aventajaron al Leioa por dos goles. El segundo cuarto sigió con la buena sintonía de los locales, aunque los de Gorka redujeron la distancia del marcador considerablemente, hasta ponerse a un gol de los locales, 6 – 5. Iñarra sigió luchando en la boya, provocando exclusiones y marcando goles. Fue una de las claves de los locales en el ataque, y se notó en todo el juego que generaba el sanjuandarra. Iñaki Fernández de Gorostiza y Asier De Santos, dueños de la banda de los zurdos, controlaron sin muchos contratiempos toda la banda, siendo solidarios el uno con el otro en la faceta defensiva. Oier Mújica e Iñigo Mate controlaban la banda derecha, con alguna dificultad en ataque pero con intensidad y compromiso en la defensa. Julen Pazos seguía ganándose el puesto en la defensa bolla, recuperando balones y dificultando a los bollas visitantes su trabajo de una manera considerable. Aunque el parcial del segundo cuarto fuera 3 – 4 a favor de los leioaztarras, los donostiarras seguían demostrando que eran capaces de hacer un buen juego sin los habituales en el agua. En el tercer cuarto los locales pisaron el acelerador y agrandaron su ventaja a cuatro goles (9 – 5). Los donostiarras cerraron su defensa para mantener la portería a cero. La solidaridad e intensidad defensiva fue la clave de este tercer cuarto, dejando a los de Gorka Sánchez sin poder marcar durante todo el cuarto. Sergi aprovechó esos siete minutos para dar algo de descanso a los De Santos, Mate, Pazos y compañía. Los juveniles, que tuvieron sus minutos, no defraudaron en defensa y aportaron lo suyo en ataque. Ejemplo de ello fueron los dos goles en superioridad de Erik Pérez, que desde la posición del extremo batió en dos ocasiones al portero rival, pudiendo marcar incluso un hatt-trick, aunque el portero leioaztarra le gano la partida ésta vez al 5 donostiarra.

El útlimo cuarto, que debía servir para cerrar el partido y aguantar el resultado, los locales no supieron gestionar su ventaja y los vizcaínos se acercaron hasta ponerse a un sólo gol en el luminoso, 9 – 8. Los de Sergi, que en vez de aguantar las posesiones atacaban con ansias para lograr una ventaja todavía más amplia, no lograron materializar sus ocasiones. El Leioa se acercaba cada vez más, y con los goles visitantes y la sequía local, incluso se temía la remontada en la grada del Yoldi. Pero tras un tiempo muerto estratégico pedido por Sergi, los de casa despertaron e hicieron el último esfuerzo para llevarse un partido que en los últimos cuatro minutos se les complicó, y de qué manera. Al final victoria local, 11 – 9, en un gran partido de los donostiarras. Los jugadores de Sergi realizaron un buen partido, con una defensa intensa y solidaria que tuvo sus frutos y con un ataque claro, eficaz y organizado.

El Club felicita a sus dos equipos por las victorias cosechadas y por las sensaciones transmitidas. Además, el Club Waterpolo Donostia quiere agradecer a Manuel Romero todo su compromiso y entrega durante esta temporada. El jugador gaditano, debido a otro tipo de compromisos, ha tenido que dar por finalizada su temporada con el Club Waterpolo Donostia a falta de los play-off por los 5º-8º puestos. Manuel, que ha ayudado primero como jugador de campo y después como portero, ha contribuido con su trabajo a que el equipo senior cumpliera con su objetivo de lograr la permanencia en la Primera División Masculina de Liga Euskal Herria. Gracias Manuel.


Comments are closed.