Noticias

Pólvora mojada

6 May , 2018  

Liga Euskal Herria Juvenil Masculina

Fase Final Jornada 9: CW Donostia (5) – Urbat IKE (12)

1 – 3 | 0 – 4 | 2 – 2 | 2 – 2
Oier Mujika, Asier de Santos (1), Iñigo Mate (1), Jon A. Villaverde, Erik Pérez, Xabier Aranzábal (1), Ander Iñarra (2), Julen Espila, Jokin Soroa, Imanol Arruabarrena.

Superioridades: 2/3
Inferioridades: 1/3
Penaltis a favor: 0/0
Penaltis en contra: 0/0

Ayer sábado, el equipo juvenil masculino disputó la novena jornada de la fase final de la Liga Euskal Herria de la categoría. En un partido intranscendente, los visitantes ya estaban clasificados para el Campeonato de España y nosotros no teníamos opción, ambas escuadras intentaron aprovechar la cita para seguir mejorando sus prestaciones. No podemos olvidar que la categoría juvenil sigue siendo una etapa de formación. A pesar de la diferencia en el marcador al final del choque, siete goles de diferencia, nuestros chicos cuajaron un buen partido. Ordenados en ataque, tanto en las transiciones como en el juego posicional, y bastante concentrados en defensa. Por desgracia, como viene siendo habitual, nos cuesta mucho conseguir perforar la meta rival. ¡Ojo! Que no es una debilidad únicamente nuestra. Incluso los equipos que dominan la categoría tienen serios problemas para lograr transformar durante los ataques estáticos. Es algo normal en estas edades, ya que todavía queda mucho por pulir, aunque alguno no lo crea, en la técnica y táctica del lanzamiento (si, en una acción individual como el lanzamiento también hay un marcado componente táctico). Si a eso le sumas que los árbitros, por regla general, no premian la movilidad y permiten, siempre desde nuestro punto de vista, demasiado contacto (agarrones, tirones, hundimientos,…), se tiene el cóctel perfecto para ahogar el espectáculo. Y más importante que todo lo anterior, la fricción continuada acaba provocando el fuego. Sobre todo en estas edades donde las hormonas están en plena ebullición. Ayer, y no es algo puntual, volvió a suceder. Se permiten contactos desmedidos que provocan enfados y respuestas también desmedidas. Malo para el deporte. A seguir trabajando duro día a día. Enhorabuena por el esfuerzo.


Comments are closed.