Noticias

Al borde de…

20 Mar , 2018  

Liga Euskal Herria Sénior Masculina

Jornada 19: CW Donostia (9)Getxo IW (5)

2 – 2 | 2 – 1 | 1 – 1 | 4 – 1

Antxon Gracenea, Asier de Santos (1), Iñigo Mate, Javier Zulaica (2), Daniel Zulaica (3), Nahuel Gutiérrez (1), Aitor Zabaleta, Ander Iñarra, Xabier González, Íñigo Antín, Iñaki Fdez. de Gorostiza (1), Ander Villaverde (1), Julen Pazos.

Superioridades: 4/11
Inferioridades: 1/3
Penaltis a favor: 0/1
Penaltis en contra: 0/0

El pasado sábado, el equipo sénior masculino disputó ante el combinado de Lautada Urpolo la decimonovena jornada de la Liga Euskal Herria de Primera División Masculina. En un encuentro que dominamos de principio a fin pero donde nunca estuvimos cómodos, nuestros chicos sumaron tres puntos más gracias a otro gran último cuarto. No obstante, estuvimos, una vez más, bastante imprecisos tanto en la definición como en la entrega del último pase, perdiendo buenas oportunidades creadas con mucho trabajo y esfuerzo. A pesar de salir muy concentrados y tremendamente activos, fueron los visitantes los que inauguraron el marcador con un gol de falta lejano. Situación idéntica al fin de semana anterior. Sin embargo, no dejamos que nos afectara y seguimos a lo nuestro. Defensas mentalmente asfixiantes (buenas líneas de pase que hacían dudar mucho al poseedor del balón), transiciones rápidas con criterio (poco rédito porque nos precipitamos casi siempre) y posicional reposado (aunque sin pegada). A base de insistir e insistir, necesitábamos tres ocasiones y media para anotar una, fueron cayendo los goles. Por eso, no es de extrañar que al terminar el tercer periodo el luminoso marcara un escueto 5 – 4. Pero al igual que sucediera en el partido anterior contra Getxo IW, en la última parte finiquitamos a nuestro rival con otro parcial de 4 – 1, dejando el global en un poco satisfactorio 9 – 5 (para lo visto de unos y otros). Sin duda, se nota que estamos en el tramo final de la temporada y los nervios empiezan a pasar factura. Es normal y no nos debe preocupar, todos los equipos que todavía tenemos objetivos o deberes sin hacer estamos igual. Ahora bien, en determinados momentos parece que estemos al borde de un ataque de nervios. Y eso si que no puede ser. Quedan tres partidos y en cada uno de ellos nuestros rivales van a ir con todo. Nosotros hemos trabajado duro día a día, fin de semana a fin de semana, y nos hemos ganado partir en esta pequeña lucha un poco por encima. Pero que nadie se lleve a equívocos, nadie va a regalar nada. Ni mucho menos. Ahora todo es “doble o nada”. Enhorabuena por el esfuerzo y a seguir duro día a día.


Comments are closed.