Noticias

Agridulce

25 Feb , 2018  

Liga Euskal Herria Sénior Masculina

Jornada 16: CDN Bidasoa XXI (7) – CW Donostia (7)

1 – 3 | 1 – 2 | 3 – 2 | 2 – 0

Antxon Gracenea, Asier de Santos (2), Iñigo Mate (1), Javier Zulaica (1), Daniel Zulaica, Nahuel Gutiérrez, Aitor Zabaleta, Ander Iñarra (1), Xabier González, Iñigo Antin, Iñaki Fdez. de Gorostiza (2), Jon Aranburu, Ander Villaverde.

Superioridades: 1/6
Inferioridades: 1/6
Penaltis a favor: 0/0
Penaltis en contra: 0/1

El pasado viernes, el equipo sénior masculino disputó ante el combinado de CDN Bidasoa XXI la decimosexta jornada de la Liga Euskal Herria de Primera División Masculina. En un encuentro donde fuimos de más a menos, nuestros chicos sumaron un punto que supo a poco dado el desarrollo del choque. Comenzamos el partido con mucho ímpetu, llevando las riendas e imponiendo nuestro juego. Buenas transiciones y ataques ordenados nos permitieron conseguir un parcial de 0 – 3 en cuatro minutos. Sólo un despiste en una transición defensiva no nos permitió acabar el cuarto con la portería a cero (1 – 3). En el segundo periodo, más de lo mismo. Bien en ataque, obligando a nadar a los locales en las transiciones y con calma en el posicional, y correctos en defensa (concentrados y muy activos); pudimos ampliar la ventaja a tres goles (2 – 5). Por desgracia, con cambio de cambo, nuestra solidez defensiva desapareció. CDN Bidasoa XXI cambio sus cromos de sitio, empezaron a jugar con su boya en posición cinco y  uno de sus zurdos en posición boya para tener dos referencias claras en ataque. Nosotros, si bien nos percatamos de la maniobra, no fuimos contundentes con la respuesta. De nuestras dudas, ellos sacaron tres goles. Afortunadamente, seguimos viendo portería (dos goles más en este cuarto) y mantuvimos la distancia en el electrónico (5 – 7). En la última parte, pudimos rematar, los iruneses iban ya con el depósito en reserva, pero perdonamos y lo terminamos pagando. A pesar de disponer de ocasiones bastante claras fruto de transiciones bien ejecutadas, no atinamos a perforar la meta local en todo el periodo. Eso sí, no bajamos los brazos en defensa y dimos todo y más para no perder todo el trabajo previo. Salvamos dos de los tres hombres de más que tuvimos en contra y varios contragolpes. Es más, a falta de siete segundos para el final, dispusimos de balón y tiempo muerto para intentar el gol que nos diera la victoria, pero el cuerpo técnico decidió no arriesgar, asegurar la posesión y traerse un punto a San Sebastián. Quizás fue una decisión demasiado conservadora, pero a estas alturas de liga y con nuestro objetivo en mente, lo primordial es asegurarse sumar, aunque sea de uno en uno. Ya tocará, seguro, arriesgar en el tramo final. En resumen, parece que estamos en la senda correcta para afrontar con seguridad los últimos asaltos de la liga. Ahora es el momento de agarrar con fuerza el volante, meter un par de marchas más y acelerar.  Como decimos siempre, esto no para y nadie va a


Comments are closed.