Noticias

Tablas

29 Ene , 2018  

Liga Euskal Herria Sénior Masculina

Jornada 12: CW Donostia (10)Askartza Claret (10)

4 – 3 | 1 – 1 | 3 – 6 | 2 – 0

Antxon Gracenea, Asier de Santos (2), Iñigo Mate (1), Javier Zulaica (1), Daniel Zulaica, Nahuel Gutiérrez (1), Aitor Zabaleta (1), Ander Iñarra (2), Xabier González, Iñigo Antin, Iñaki Fdez. de Gorostiza (2), Jon Aranburu, Asier Zabaleta.

Superioridades: 3/6
Inferioridades: 3/5
Penaltis a favor: 2/2
Penaltis en contra: 0/0

El pasado domingo, el equipo sénior masculino disputó ante el combinado de Askartza Claret la duodécima jornada de la Liga Euskal Herria; o lo que es lo mismo, comenzó la segunda vuelta de la Primera División Masculina. En un encuentro tremendamente vibrante y cargado de emoción, nuestros chicos lograron sumar un punto ante el conjunto vizcaíno, que marcha segundo en la tabla clasificatoria. El encuentro empezó muy disputado, con ocasiones para ambas escuadras, aunque ninguna conseguía concretar. En un continuo intercambio de goles, nadie conseguía despegarse en el marcador. Aunque siempre conseguíamos adelantarnos (1 – 0, 2 – 1, 3 – 2), los leizotarras no daban tregua. Sólo su falta de acierto en la última superioridad numérica del cuarto les privó de terminar en tablas (4 – 3). En el segundo periodo, se impusieron las defensas sobre los ataques. Askartza no estaba fino, no atinó en ninguna de sus dos superioridades numéricas, y nosotros habíamos perdido algo de chispa en el lanzamiento. Lógico pues que este tiempo terminara en un raquítico empate a un tanto (5 – 4). Hasta ese momento, se podría decir que íbamos ganando a los puntos. Pero con el cambio de campo, los vizcaínos sacaron su mejor versión. En lo que fue una tormenta perfecta, nos endosaron seis goles para un demoledor parcial de 3 – 6 y un global de 8 – 10. Es decir, en un abrir y cerrar de ojos, no sólo habíamos perdido la ventaja en el marcador; si no que estábamos mentalmente fuera. Se podría decir que nos habían hecho un “set y partido” (recurriendo al argot tenístico). Pero lejos de bajar los brazos, apretamos los dientes. En una última parte digna de enmarcar, dejamos a cero nuestra portería y perforamos en dos ocasiones la meta rival; poniendo las tablas en el luminoso (10 – 10). Y pudimos arriesgar para intentar un lanzamiento, posesión de balón a falta de 28 segundos y tiempo muerto disponible, pero se decidió no tentar a la Diosa Fortuna. Como Askartza tampoco presionó, se puede decir que ambos combinados dimos por bueno, y justo, el empate. En definitiva, buen partido que nos permite sumar un punto muy necesario en nuestra particular lucha. Pero que nadie se lleve a equívocos, esto no para. Tenemos que seguir trabajando y aumentando prestaciones para seguir sumando. La igualdad entre todos es máxima. Enhorabuena por el esfuerzo y a seguir trabajando duro día a día para mejorar.


Comments are closed.