Noticias

Encajar y golpear

17 Dic , 2017  

Liga Euskal Herria Sénior Masculina

Jornada 11: CD Bilbao (6) – CW Donostia (11)

1 – 3 | 1 – 4 | 4 – 2 | 0 – 2

Antxon Gracenea, Asier de Santos (2), Iñigo Mate (3), Javier Zulaica (2), Daniel Zulaica (2), Nahuel Gutiérrez, Aitor Zabaleta, Ander Iñarra, Xabier González, Iñigo Antin, Iñaki Fdez. de Gorostiza, Asier Zabaleta (2), Jon A. Villaverde.

Superioridades: 7/13
Inferioridades: 2/13
Penaltis a favor: 0/0
Penaltis en contra: 0/0

Este sábado, el equipo sénior masculino viajó a Vizcaya para medirse al combinado de CD Bilbao en lo que era la última jornada de la primera vuelta de la Liga Euskal Herria de Primera División Masculina. El encuentro, importante para ambas escuadras dada su proximidad en la tabla clasificatoria empezó bien para nuestros intereses. Defensa sólida, supimos contrarrestar sus continuas dobles boyes por posición cinco, y un ataque posicional correcto que aprovechaba el sobresfuerzo de los locales en cerrar las transiciones ofensivas en superioridad para percutir con fuerza. Fruto de ello, el luminoso reflejaba un claro, y justo, 0 – 3 cuando sólo se habían disputado cuatro minutos del primer cuarto. Los bilbainos no estaban nada cómodos con el balón, si bien conseguían conectar con su hombre fuerte en ataque, no terminaban de generar peligro. Además, en defensa se veían superados una y otra vez. Pero no se puede olvidar que aún conservan hombres experimentados en su plantilla y supieron sacar rendimiento a las pocas ocasiones que dispusieron. Una de esas conexiones con la doble boya término en gol, recortando distancias antes de finalizar (1 – 3). En el segundo periodo, el choque siguió el curos que había tomado en la primera parte. Continuamos muy concetrados en defensa, uno de nuestros puntos fuertes, y aprovechamos, cunado hubo ocasión, los desajustes que provocaban nuestras transiciones ofensivas en el entramado local. Cuatro goles más a favor y sólo uno en contra (1 – 4), para finalizar llegar al ecuador de la contienda con un claro (2 – 7). Con el cambio de campo, la dinámica del enfrentamiento cambió radicalmente. Si bien logramos otro gol que ampliaba a seis la diferencia (2 – 8), los bilbainos ya habían propuesto otro partido. Conscientes de lo que se jugaban, salieron con el cuchillo en los dientes, elevando la intensidad del choque unos cuantos puntos. Si a eso le sumamos que nos dejamos desconcertar por algunas decisiones arbitrales, se explica facilmente cómo un partido que teníamos practicamente controlado, tanto en juego como en resultado, se nos pusiera muy cuesta arriba durante el tercer tiempo. El parcial que encajamos (4 – 2), así lo demuestra. Sin embargo, supimos aguantar el chaparron y canalizar nuestra rabia de forma positiva. Con un cuarto por disputar y un electrónico que reflejaba un menos favorable 6 – 9, nos vaciamos. Aunque el partido siguio, desgraciadamente, por el camino que había tomado a partir de la segunda mitad, supimos mantener la compostura. Nueve expulsiones después, cuatro en contra y cinco a favor, los tres puntos estaban en nuestro bolsillo (6 – 11). En resumen, partido competido que cayó de nuestro lado a pesar de peder el control del mismo durante la tercera parte. Ahora, a descansar y reflexionar para intentar hacer una segunda vuelta mejor. Tenemos potencial para conseguirlo, pero está claro que todavía nos falta empaque para ser un equipo fiable. Por tanto, no queda otra que seguir trabajando y aumentando prestaciones. ¡Ayudémonos! Juntos lo lograremos. Enhorabuena por el esfuerzo y a seguir entrenando duro para mejorar.


Comments are closed.