Noticias

Cartuchos de fogueo

24 Abr , 2017  

Liga Euskal Herria Juvenil Masculina

Fase II Jornada 4: CW Donostia (3) – Askartza Claret (12)

0 – 2 | 0 – 3 | 1 – 3 | 2 – 4

Antxon Gracenea, Asier de Santos, Jon A. Villaverde, Javier Zulaica (1), Daniel Zulaica (1), Koldo Domínguez, Asier Zabaleta, Iñigo Antín (1), Oier Mujika, Jon Aranburu (1).

Superioridades: 0/7
Inferioridades: 2/3
Penaltis a favor: 0/0
Penaltis en contra: 0/0

Este sábado, el equipo juvenil masculino perdió matemáticamente sus opciones lograr uno de los dos billetes que daban acceso a la fase final del Campeonato de España al caer derrotado ante el combinado de Askartza Claret. Sin duda, fue un partido marcado por la nula capacidad para anotar de los nuestros. Buena prueba de ello es el cómputo de superioridades numéricas. Mientras nuestro rival fue capaz de anotar el 60% de sus intentos (2/3), nosotros hicimos un gran rosco (0/7). Con ese balance, difícil pelear el partido a un conjunto que cuenta en sus filas con jugadores que disputan de manera habitual partidos en Primera División Nacional. Si a eso le unimos despistes en las labores defensivas, las opciones de sacar el encuentro adelante son nulas. Como se suele decir, para muestra un botón. En el primer cuarto, a pesar de disponer de tres superioridades numéricas, más los lanzamientos generados en el ataque posicional, fuimos incapaces de perforar la portería rival. Por el contrario, los visitantes supieron explotar un par de desajustes para añadir dos tantos a su cuenta. En el segundo y tercer parcial, más de lo mismo. No somos capaces de materializar lo que generamos y Askartza sigue bastante fino en sus finalizaciones (o por lo menos no tan mal como nosotros).  En esta tesitura entramos al último periodo con un desfavorable 1 – 8. Por ello, intentamos arriesgar con una defensa a líneas para generar superioridades rápidas en las transiciones ofensivas. Si bien lo logramos en alguna ocasión, los riesgos asumidos también nos desajustan aún más en defensa, encajando cuatro goles por los dos logrados. En definitiva, quizás el remedio fue peor que la enfermedad. Sea como fuere, una vez más ha quedado demostrada la importancia del colectivo. Si no nos aplicamos todos día a día para lograr la consecución de nuestra meta, será difícil que la logremos. Es más, cada vez será más difícil. La dificultad se incrementa conforme se asciende categoría. Lo que era sencillo en infantiles, ya no lo es tanto en cadetes y, a veces, parece imposible en juveniles. No obstante, como hacemos siempre, tenemos que dar nuestra sincera enhorabuena por el esfuerzo. Si hay algo que une a la derrota y a la victoria, es el trabajo previo que hay hasta ellas. Por tanto, sigamos entrenado duro día a día para que la línea que las separa sea cada vez más fina. A partir de ahora, nuevo objetivo. Acabar esta fase con más puntos que Leioa WLB para poder jugar la Fase Previa del Campeonato de España que se celebrará en Vitoria a principios de julio.


Comments are closed.