Noticias

Contundentes

28 Feb , 2017  

Liga Euskal Herria Sénior Masculina

Jornada 16: CW Donostia (14) – CD Larraina (5)

3 – 1 | 2 – 4 | 3 – 0 | 6 – 0

Antoxon Gracenea, Asier de Santos (2), Erik Pérez, Javier Zulaica (3), Daniel Zulaica (4), Nahuel Gutiérrez, Aitor Zabaleta (1), Ander Iñarra (2), Xabier González, Asier Agrelo, Iñaki Fedz. de Gorostiza (1), Jon Aranburu (1).

Superioridades: 5/10
Inferioridades: 2/6
Penaltis a favor: 0/0
Penaltis en contra: 0/1

Este sábado, nuestro equipo sénior masculino se impuso a la escuadra del CD Larraina en un duelo muy igualado hasta el descanso pero con un claro dominio de los nuestros en las dos últimas partes. El partido comenzó bien, ya que terminamos el primer tiempo dos goles arriba (3 – 1). Como casi siempre, buena defensa al hombre. Apenas se dejaba pensar a los visitantes, ralentizando su circulación de balón y limitando sus opciones de pase a la posición de boya. Es más, se llegó a interceptar un par de balones. Gracias a esta gran actitud defensiva, se dispuso de varias ocasiones claras en contragolpes de 1X0, 2X1 y 3X2. Además, para redondear la actuación, el ataque estático funcionaba. Si bien no siempre se conseguía la fluidez deseada, lo cierto es que de una u otra forma se terminaba lanzando a portería. En el segundo periodo, los navarros se pusieron las pilas y empezaron a carburar. Supieron explotar muy bien las jugadas de doble boya, logrando un gol y un par de expulsiones. Poco a poco, fueron recortando distancias hasta poner las tablas en el marcador (5 – 5). Sin embargo, con el cambio de campo el choque sufrió una transformación. A diferencia de otras ocasiones donde el hecho de encajar un parcial desfavorable nos había bloqueado, esta vez supimos mantener la calma y seguir haciendo nuestro juego. Se ajustó la defensa para intentar restar potencial a sus dobles boyas y se engranó una marcha más en ataque. Parece que funcionó, ya que la tercera parte se saldaba con un parcial de 3 – 0 que dejaba el luminoso en un atractivo 8 – 5. Lejos de conformarnos o especular con el resultado, en el último cuarto salimos a por todas. No podíamos dejar pasar la oportunidad de sumar otros tres puntos y se apreció en cada acción. Desde una defensa solida, construimos un cuarto tiempo para enmarcar. Con ella como base más la combinación de transiciones ofensivas certeras y ataques posicionales con criterio y tranquilidad, fuimos desangrando lentamente a nuestro rival. Resultado, parcial de 6 – 0 para un marcador final de 14 a 5. Sin duda, fue un partido completo donde por fin supimos entender los altibajos propios de nuestro propio juego. Como se ha explicado antes, en otras situaciones similares, recibir un parcial en contra de dos o tres goles de diferencia nos saturaba. No sabíamos manejarlo. Por suerte, esperemos que sea la tónica dominante de aquí a final de temporada, parece que nos hemos dado cuenta de la importancia de abstraerse del resultado y centrarse en el propio juego de principio a fin. Es decir, prestar atención única y exclusivamente a aquello que está en nuestra mano modificar. Algo vital si se pretende no ser atrapado por las garras de la indefensión. Enhorabuena por el esfuerzo y a seguir trabajando día a día.


Comments are closed.