Noticias

Salió cruz

8 Ene , 2017  

Copa Euskal Herria

1/8 Final: Club Waterpolo Donostia (5) [1] – CD Fortuna KE (5) [4]

1 – 1 | 1 – 1 | 1 – 2 | 2 – 1

Antxon Gracenea, Asier de Santos (1), Asier Zabaleta, Javier Zulaica (1), Daniel Zulaica (1), Nahuel Gutiérrez (1), Aitor Zabaleta, Ander Iñarra, Xabier González, Asier Agrelo (1), Aritz Alfonso, Íñigo Antín, Koldo Domínguez.

Superioridades: 1/7
Inferioridades: 1/5
Penaltis a favor: 0/1
Penaltis en contra: 0/0

Ayer sábado, el equipo sénior masculino cayó eliminado en octavos de final de la Copa Euskal Herria. En lo que era su primera participación en esta competición, nuestros chicos no pudieron imponerse al CD Fortuna KE. Aunque se comenzó marcando relativamente rápido (segunda posesión), conforme fue avanzando el primer periodo se vio que sería un partido de pocos goles. A pesar de generar muy buenas ocasiones (lanzamientos sin oposición dentro de cinco metros o manos a manos), no había forma de perforar la meta rival. En la mayoría de ocasiones, solían llegar a la portería sin peligro. Por una extraña razón, nuestros lanzamientos carecían de potencia (no se puede lanzar de cualquier manera) y de confianza (que exista la posibilidad de fallar no quiere decir que no vayamos a marcar nunca). Otro punto negro, empieza a ser ya un auténtico agujero, fueron las superioridades numéricas (1/7 | 14%). Una verdadera lástima que sigamos desperdiciando estas situaciones con lo que cuesta generarlas. Si bien ya conseguimos mover el balón con cierta fluidez (de mano a mano con una soltura aceptable), todavía nos falta darle un criterio a la circulación. Muchas veces, da la sensación de que movemos la pelota por moverla, sin tener del todo claro que queremos hacer con ella. Se ven buenos movimientos sin balón, algunos pases con intención, pero cuando hay que poner la puntilla, no tomamos la decisión correcta. Quizás lo fácil sería diseñar jugadas cerradas donde se siguieran unos pasos concretos para que todo el mundo supiera qué hacer y cuándo hacerlo. No obstante, si lo hiciéramos, estaríamos dando la espalda a uno de los aspectos claves de los deportes de cooperación-oposición, la toma de decisiones. Es decir, estaríamos coartando a medio y largo plazo la capacidad de aprender a percibir lo que sucede en el entorno. No podemos caer en la tentación del camino fácil. Ahora no vemos la luz, pero es sólo porque todavía estamos dentro del túnel. Paciencia y trabajo. Tarde o temprano amanecerá. En definitiva, ante estos dos hándicaps, lo único que podía hacer que estuviéramos en marcador era una defensa contundente. Menos mal que, como casi siempre, en esta faceta del juego se rayó a un gran nivel, dejando sin opciones a los visitantes. Durante las dos primeras partes del encuentro, apenas lazaron media docena de veces. Gran marcaje al hombre que asfixió a nuestro contrincante y que, además, nos permitió robar varios balones.  Otro punto a resaltar y que merece una mención especial es cómo se supo manejar los nervios y la desesperación cuando a falta de poco más de un minuto para finalizar el tercer cuarto se recibía un gol que ponía una diferencia de dos tantos en el electrónico (2 – 4). Lejos de bajar los brazos, se siguió remando para revertir la situación. Buena actitud en el último tiempo y parcial de 2 – 1 que ponía las tablas en el luminoso (5 – 5). Por desgracia, en la lotería de los penaltis, el premio fuera para CD Fortuna KE. Otra vez será.


Comments are closed.