Noticias

Buen debut

21 Nov , 2016  

Liga Euskal Herria Infantil Mixta

Jornada 1: CD Larraina (6) – CW Donostia (8)

1 – 2 | 1 – 1 | 3 – 2 | 2 – 3

Kai Álvarez, Koldo Sánchez (1), Eneko Vega (2), Julia Fernández (1), Pablo Gracenea (1),  Eider de Santos, Xabier Juaristi, Jokin Domínguez (1), Kiril Kuznetsov (2), Bruno Humada, Sergio Mosquera, Josu Aizpurúa.

Superioridades: 1/2
Inferioridades: 0/1
Penaltis a favor: 0/0
Penaltis en contra: 0/0

Ayer domingo, el equipo infantil mixto comenzó su participación en la liga regional midiéndose a la escuadra del CD Larraina. En un partido disputado y con alternativas, nuestros jóvenes jugadores cuajaron una buena actuación y lograron imponerse al combinado navarro. Aunque durante la mayor parte del choque fuimos mandando, tanto en el juego como en el marcador, nunca terminamos de imponer nuestro juego. Si bien en ataque casi todas las jugadas finalizaban con lanzamiento y en defensa se neutralizaba sin excesivos problemas la ofensiva rival, el dominio que ejercíamos no era tan fuerte como parecía, ya que los pamploneses aprovechaban cualquier despiste o error para crear una ocasión de gol clara. Por ejemplo, el ansia por conseguir/”provocar” una falta (no se sabe muy bien para qué) y cierto desorden en la colocación durante el ataque estático, propició que durante todo el duelo se perdieran balones en ataque que supusieron contragolpes peligrosos. Algunos acabaron en gol, otros, por fortuna, no se materializaron. Por ello, tenemos que acostumbrarnos a empezar a jugar sin la necesidad constante de “buscar” faltas. Que el juego pare cada cinco segundos sólo beneficia a la defensa, ya que dispone de tiempo para reorganizarse. En definitiva, nuestro objetivo tiene que ser conseguir mover la pelota por las diferentes posiciones del arco con solvencia. Por otro lado, también deberemos aprender a jugar con el reloj de posesión. Si bien es comprensible que al pasar de alevín a infantil cueste un poco adaptarse (en la primera no hay tiempo de posesión), poco a poco tenemos que empezar a ser conscientes de la relación entre el tiempo que tenemos y el que necesitamos para elaborar una jugada de ataque. Por último, mención especial para los lanzamientos. A veces, menos es más. Pecamos de exceso de fuerza bruta. Más vale intentar colocar el balón lejos del alcance del portero, que tirar todo lo fuerte que se puede. Aunque se sacrifica potencia, se gana en colocación. Por supuesto, siempre entre los tres palos de la portería. Si no, imposible que sea gol. En conclusión, trabajo diario. Enhorabuena por el esfuerzo y a seguir entrenando duro día a día.


Comments are closed.