Noticias

Sin premio

20 Nov , 2016  

Liga Euskal Herria Sénior Masculina

Jornada 5: CW Donostia (8) – CD Fortuna KE (12)

2 – 3 | 3 – 2 | 1 – 2 | 2 – 2

Antxon Gracenea, Asier de Santos (1), Jon A. Villaverde, Javier Zulaica (1), Daniel Zulaica (1), Nahuel Gutiérrez, Aitor Zabaleta, Ander Iñarra, Xabier González (1), Asier Agrelo (1), Iñaki Fedz. de Gorostiza (2), Jon Aranburu (1), Oier Mujica.

Superioridades: 3/10
Inferioridades: 5/10
Penaltis a favor: 0/0
Penaltis en contra: 1/2

Ayer sábado, el equipo sénior masculino disputó ante el CD Fortuna KE la séptima jornada de la Liga Euskal Herria de Primera División Masculina. Fue, sin lugar a dudas, un encuentro vibrante y cargado de emoción que cumplió con todas las expectativas. Normal si se tiene en cuenta el peso emocional que suele acarrear un derbi. Comenzaron bien las cosas para los nuestros. Además de coger el saque inicial, se trenzó una buena jugada de ataque. Circulación con criterio, supimos acompasarla con los movimientos de los hombres sin balón, que terminó con un gran pase a posición de boya. Expulsión a favor y primer gol (no entró a la primera, pero cazamos el rebote). En definitiva, las primeras sensaciones eran muy buenas. En ataque las cosas funcionaban y en defensa se controlaba la situación. De hecho, recibimos el primer gol cuando ya habían transcurrido casi tres minutos de juego. Por desgracia y a pesar de adelantarnos en el marcador de nuevo, terminamos el cuarto un gol abajo (2 – 3). En el segundo tiempo, las cosas no empezaron tan bien. En la primear jugada recibimos un gol y en la siguiente un penalti en contra. Por suerte, la pena máxima no entró, permitiéndonos mantener una distancia manejable en el luminoso. A partir de ese momento, reacción poderosa de los azules, que desplegaron su mejor versión. Una defensa increíble dio alas al ataque, que generó mucho y muy bueno. Lástima que no se acertara en los lanzamientos. De haber estado más finos en esa faceta, se habría dado un vuelco tremendo al marcador. Aunque parezca mentira, el parcial de 3 – 0 logrando en apenas dos minutos se quedó corto para lo que uno y otro equipo propusieron durante el segundo periodo. Para colmo, a falta de veinte segundos, nos empataban de penalti. Por tanto, el partido llegaba al descanso como había comenzado, con tablas en el electrónico (5 – 5). En el tercer cuarto, amago de desconexión. En las dos primeras jugadas se recibieron dos goles que hacían presagiar lo peor. Ataques poco organizados de uno y otro equipo  propiciaban transiciones alocadas que descolocaron por completo a nuestros chicos. Sólo CD Fortuna supo aprovecharlo para poner tierra de por medio. No obstante, los nuestros supieron recomponerse y volvieron por la buena senda. Calma en los ataques estáticos y convicción en defensa. Con trabajo y esfuerzo se consiguió reducir distancias y dejar la diferencia en un solo tanto. En el último parcial, con todo por decidir, nos faltó definir. Mientras nuestro oponente supo aprovechar las pocas ocasiones que le concedimos (transformó dos de las cuatro superioridades de las que dispuso), nosotros no estuvimos acertados. Seguimos perdonando en los hombres de más, acabamos el partido con un 30% (13% si sólo se cuentan los tres últimos cuartos), y no terminamos de encontrar a nuestros boyas en el ataque estático. Una verdadera pena, ya que en los instantes finales se peleó sin descanso para, al menos, retener un punto. Hubiera sido lo más justo. Sea como fuere, no hay que desanimarse. Es cierto que los resultados no están acompañando, pero nadie puede negar que, poco a poco, se aprecia que el equipo carbura mejor. Estamos enfrascados en un proceso de evolución que lleva tiempo. Calma y a seguir entrenando duro cada día. Estamos más cerca de lo que parece. Ánimo.


Comments are closed.