Noticias

Sabor agridulce

22 Oct , 2016  

Liga Euskal Herria Sénior Masculina

Jornada 3:
Club Waterpolo Donostia (7) – Club Deportivo Bilbao (9)

0 – 3 | 2 – 2 | 3 – 1 | 2 – 3

Antxon Gracenea, Asier de Santos (1), kaixpar Orkando, Javier Zulaica, Daniel Zulaica, Nahuel Gutiérrez, Aitor Zabaleta (2), Ander Iñarra (2), Xabier González, Jon Aranburu, Iñaki Fedz. de Gorostiza (1), Oier Mujica (1), Asier Zabaleta.

Superioridades: 3/6
Inferioridades: 1/6
Penaltis a favor: 0/2
Penaltis en contra: 0/0

Hoy sábado, el equipo sénior masculino ha disputado la tercera jornada de la Liga Euskal Herria de Primera División Masculina. Nuestros jugadores se han medido al CD Bilbao, en lo que ha sido un enfrentamiento intenso y cargado de emoción. Teniendo en cuenta que la escuadra vizcaína regresaba a la competición regional después de jugar durante dos temporadas consecutivas en Segunda División Nacional, se puede decir que, en líneas generales, ha sido un buen partido. No se debe olvidar que los bilbaínos iniciaban la partida con el cartel de favoritos al cuello. Su paso por la categoría de bronce estatal les otorga un plus que, en principio, el resto de combinados no tenemos. No obstante, la sensación final ha sido agridulce. Dulce porque se han cedido los tres puntos por muy poco y agria por la impresión de haber dejado que nos superen. Es decir, contentos porque se ha peleado de tú a tú, algo que nadie, ni los más optimistas, pensaba antes de saltar al agua. Tristes por sentir que nuestros errores nos han sepultado. Sin querer pecar de prepotencia y con el máximo respeto al trabajo realizado por el CD Bilbao, han sabido exprimir al máximo sus virtudes y mitigar las nuestras, podíamos haber sacado más rendimiento a nuestro juego. Sin duda, una de las claves ha sido el primer cuarto. Más que salir dormidos o con poca intensidad, la percepción era que algo no acababa de funcionar. Como cuando un motor arranca pero hace un ruido extraño. En ataque, si bien se intentaba poner en práctica lo que se había hablado, la coordinación de movimientos no acababa de encajar. Este hecho provocaba que las pequeñas ventajas creadas desaparecieran antes de haber generado una situación de peligro. En defensa, faltó cierta convicción a la hora de aplicar el “pressing”. No confundir convicción con dureza. Cuando se habla de convicción se habla de seguridad, certeza, fe. A veces, un mal plan ejecutado con determinación, puede convertirse en una gran solución. Marcar al hombre significa que mi par es mi prioridad, por lo que tengo que hacer todo lo posible para que éste no intervenga en el juego. Si al final lo hace, que sea tarde y mal. En resumen, el ataque no fluía y la defensa no apretaba. Consecuencia, parcial de 0 – 3 al finalizar el cuarto que se transformaría en un 1 – 5 a mediados del segundo. Sin embargo, cuando todo indicaba que no habría partido, cual Ave Fénix, los locales resurgieron de sus cenizas en el tercer periodo para dar la vuelta a la dinámica del choque. En la faceta defensiva se consiguió secar a los visitantes. En la ofensiva, la coordinación de dos o tres movimientos sin balón dio algo más de criterio en el ataque posicional, creando buenas situaciones de anotación. Mención especial para las transiciones, que dieron mucho rédito gracias al orden durante su ejecución. Por desgracia, la diferencia de cuatro goles fue un muro demasiado alto. Aspectos negativos, otros dos penaltis fallados (ya van cuatro en tres partidos) y cierto caos organizativo al principio del encuentro y cuando éste se puso tenso (cuarto periodo). Aspectos positivos, se mejoró tanto en las superioridades, transformamos el 50%, como en las inferioridades, se dejó a nuestro contrincante en un 17%. Conclusión, lo que se entrena, sale. Eso dice mucho del trabajo diario de los jugadores. Enhorabuena. Por eso, hay que seguir por misma senda y aprovechar al máximo cada sesión. A tenor de los resultados que se están dando, parece que la liga va a estar muy apretada. Se podrá dar un susto a cualquiera, pero también cualquiera podrá dártelo a ti; lo que provoca que cada enfrentamiento sea susceptible de ser considerado una final. Ánimo y a seguir entrenando duro.


Comments are closed.